El huevo

Huevo y salud

Huevo, Sociedad y Descenso de Peso

Diversos estudios científicos publicados en los últimos años han demostrado que la regulación de la ingesta alimentaria no considera de igual manera a todos los macronutrientes.
Al realizar un plan de alimentación con predominio de alimentos ricos en proteínas, con respecto a los que aportan hidratos de carbono y grasas, se evidencia un incremento en el poder de saciación (control del volumen del alimento ingerido y el tiempo de cada comida). Además,  es el nutriente de mayor acción dinámica específica, necesitando más gasto calórico para su metabolismo y utilización.
La información aportada por las encuestas poblacionales, los estudios con  infusión de nutrientes y calorímetros indicarían que en el corto/mediano plazo hay una verdadera jerarquía entre la eficiencia saciógena de los macronutrientes,
según el siguiente orden:

PROTEÍNAS  >  HIDRATOS DE CARBONO  >  GRASAS

Estos conocimientos implican que, en condiciones normales, con dietas mixtas normocalóricas en personas de peso normal, los macronutrientes más saciógenos son las proteínas y los hidratos de carbono.

Las grasas se asocian a alimentaciones hipercalóricas y no parecen ser en la práctica saciogénicas.

Un ejemplo de esta jerarquía saciógena, se evidenció en el estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition, donde se estudió el efecto de saciedad provocado por el consumo de huevos en  28 individuos con sobrepeso y obesidad.
Un grupo consumió dos huevos en el desayuno mientras que un segundo grupo consumió un pequeño bizcochuelo de igual cantidad de calorías y peso.   En este experimento se utilizo un diseño de cruce en el que las mismas personas consumieron ambos desayunos en forma aleatoria con una semana de diferencia. Los participantes recibieron uno de los dos desayunos con el mismo contenido calórico y de peso: el primer grupo comió 2 huevos revueltos y dos rebanadas de pan de molde tostado con mermelada baja en calorías, el segundo grupo consumió un bagel de 7.6 cm de diámetro, 2 cucharaditas de queso crema y  93 ml de yogurt descremado.

Los resultados obtenidos fueron que consumiendo 2 huevos en el desayuno en lugar de un pequeño bizcochuelo, disminuía el hambre y el consumo calórico en el refrigerio de media mañana, y además durante las siguientes 24 horas.
Cuando el desayuno de estas participantes estaba basado en 2 huevos, ellas consumieron en la siguiente comida menos calorías, menos carbohidratos y menos proteína que cuando su desayuno estaba basado en pan. Escalas de saciedad fueron también aplicadas a estas mujeres y el índice de saciedad fue mucho mayor después del consumo de huevo comparado con el desayuno basado en pan.
Este  nuevo estudio sugiere que los huevos no solo son una excelente fuente de nutrientes , sino que también juegan un importante rol en la promoción de la pérdida de peso y  en la sensación de saciedad.

De acuerdo con los resultados , los que comieron huevos ,  consumieron 163 menos calorías en el refrigerio de media mañana y  418 calorías menos en todo el día.
Los investigadores llegaron a esta conclusión :
“los huevos son un parte integral  en el desayuno en numerosas culturas, y su efecto de saciedad puede ser muy útil en reducir la ingesta de energía, promoviendo de esta manera la pérdida de peso “
Solo toma unos minutos cocinar huevos,  es una excelente manera de empezar el día, con alimento muy nutritivo y que además puede promover la pérdida de peso.

Estos resultados sugieren que los huevos juegan un importante rol en la promoción de la pérdida de peso y en la sensación de saciedad. Journal of the American College of Nutrition, Vol. 24, No 6, 510-515 (2005).

El huevo aporta tan solo 75 calorías por unidad y es por ello que puede incluirse diariamente en un plan hipocalórico sin afectar significativamente el valor energético de la alimentación.
Posee 6 grs. de proteínas de la más alta calidad, conteniendo todos los aminoácidos esenciales. Además, posee una gran diversidad de vitaminas (A, E, D, B1, B2, B6, B12) y minerales (hierro, selenio, yodo, folato, zinc).

Además el huevo es un alimento económico en relación a la cantidad y calidad de nutrientes que nos aporta cada 100 gr. de alimento. Un huevo aporta 6 grs. de proteínas, es decir un 10% de las recomendaciones de una persona adulta y el porcentaje aumenta más aún en niños.
El huevo a su vez es un alimento versátil a la hora del consumo, ya que nos permite incorporarlo a innumerables preparaciones de diversa índole, ya sea en entradas, platos principales, postres y productos de pastelería.
Todo esto nos lleva a concluir que si se incorpora un huevo al día, como nos recomienda actualmente la American Heart Association, obtendremos de él un alto porcentaje de los requerimientos diarios de proteínas, una gran diversidad de vitaminas y minerales, pocas calorías, cuidaremos nuestra salud y nos permitirá consumir una menor cantidad de alimentos a lo largo del día, ayudándonos así a controlar nuestro peso.
Aquí les muestro algunas opciones para incorporar un huevo diario en los diferentes momentos del día siguiendo un plan alimentario con preparaciones de alimentos bajos en calorías:

HUEVO Y DEPORTE

Características generales de la alimentación del deportista:

Las personas que practican deporte tienen aumentados los requerimientos diarios de nutrientes, principalmente de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales, causado por el desgaste que sufre su cuerpo durante la actividad física. Debido a esto es importante que realicen un plan alimentario adecuado que incluya una correcta hidratación, cantidad y calidad adecuada y completa de nutrientes, acorde a la intensidad, tipo y duración de la actividad física que realice.
Es bien conocido que muchos deportistas consumen suplementos de aminoácidos y proteínas como así también de vitaminas y minerales especialmente del tipo antioxidante, pero en realidad si se cumple con un plan alimentario con las características antes citadas, no se requiere ningún tipo de suplementación adicional.

Aportes del huevo:

Proteínas:

El huevo es rico en proteínas. Un huevo aporta 6,25 g. de proteínas.  Además, estas son de la más alta calidad, ya que contienen los nueve aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede sintetizar, por lo tanto deben ser incorporados a través de la alimentación diaria. Luego de la proteína de la leche materna, la proteína del huevo es la que mejor aprovecha nuestro organismo. 
Según las recomendaciones proteicas, un deportista debe consumir hasta 2,4 g/kg/día dependiendo del tipo de actividad física que realice. 

Vitaminas y Minerales

El huevo contiene todas las vitaminas y minerales (niacina, riboflavina, vitamina A, vitamina E, tiamina, hierro, magnesio, potasio, selenio, zinc, entre otros) a excepción de la vitamina C.  Las vitaminas y minerales son muy importantes en el deportista  especialmente las del tipo antioxidante que frenan el desarrollo de radicales libres que pueden aumentarse con el ejercicio intenso.

La FAO afirma que los huevos son uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza debido a su calidad proteica, alto valor biológico (93.7%) y a la gran diversidad de vitaminas, minerales y sustancias esenciales que aporta (http://www.fao.org/ag/againfo/subjects/es/eggs.html).

Tanto las proteínas como las vitaminas, los minerales y las sustancias esenciales, se encuentran disponibles en la clara y en la yema del huevo, por tal motivo es que debe consumirse entero.

El huevo al ser un alimento económico y versátil, es sencillo incluirlo en el plan alimentario del deportista ya que puede ser incorporado en desayunos, colaciones, entradas, platos principales y postres.

HUEVO Y SALUD CARDIOVASCULAR

El colesterol es un alcohol esteroide de gran importancia para el normal crecimiento y funcionamiento del organismo, ya que esta sustancia es precursor de vitamina D, corticosteroides, hormonas sexuales, ácidos biliares y además forma parte del sistema nervioso.

El huevo fue siempre un alimento muy bien conceptuado por su alto valor nutritivo y jamás se hubiera pensado que este alimento dañara pero durante la década del ’70 la “colesterolfobia” se difundió entre la población, acrecentada por los profesionales de la salud.  Es así como en 1972, la American Heart Association –AHA- publicó una restricción  al consumo de huevo justificada por el alto aporte de colesterol proveniente de este alimento y su relación con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Años de investigación posteriores, dieron como resultado la publicación de artículos científicos que demostraban (y continúan demostrando) que el huevo no daña la salud de las personas sin alteraciones metabólicas, y que además aporta numerosos nutrientes que contribuyen a promover la salud.
No hay evidencia de mayor colesterol en sangre (en cantidades significativas) en gente adulta sana por mayor consumo de huevo.
Debido a estas investigaciones, ya desde el año 2000 la AHA, recomienda el consumo de un huevo diario en personas sanas dentro del marco de una alimentación equilibrada.
El principal responsable del aumento del colesterol sanguíneo son las grasas saturadas. El colesterol aportado por la dieta (400 mg/dia en promedio) solo influye sobre el colesterol sanguíneo en un 22%, el 78% restante corresponde a la biosíntesis endógena de colesterol (850 mg/d).

En 1999 el Journal of the American Medical Association publicó una de las investigaciones más relevantes realizadas hasta el momento en materia de consumo de huevo y su implicancia en el colesterol sanguíneo. La misma fue llevada a cabo por más de 10 años en la Universidad de Harvard, utilizando una muestra de 117.000 sujetos. 
Los individuos estudiados fueron clasificados en grupos según la cantidad de huevos a ingerir, desde los que consumieron menos de un huevo por semana hasta los que consumieron más de 1 huevo por día.
La conclusión resultó que: “La reducción del consumo de huevo ha sido ampliamente recomendada para disminuir los niveles de colesterol sanguíneo y prevenir la enfermedad cardíaco-vascular pero con este estudio realizado en 117.000 hombres y mujeres llevado a cabo por más de 10 años, no se hallaron evidencias significativas de una asociación total entre el consumo de huevo y el riesgo de enfermedad cardíaco-vascular o accidente cerebro-vascular ni en hombres ni en mujeres” (JAMA, 1999; 281: 1387-1394. A prospective study of egg consumption and risk of cardiovascular disease in men and women. Frank B. Hu et al.)

EL HUEVO ES UN ALERGENO

La alergia al huevo es una reacción adversa en relación con la ingestión de huevo. Se presenta cuando el organismo produce un anticuerpo dirigida contra una sustancia que actúa como alérgeno, en este caso el huevo.

Para mayor información consultar en: http://www.institutohuevo.com/images/archivos/art._alergia_al_huevo_13130249.pdf/a>


 

 

 

  El Huevo
  Preguntas Frecuentes
  Consejos y Recomendaciones
  Más Información sobre el huevo
  Huevo y salud

Huevos naturales y envasados en origen



La Empresa
| ¿Que Hacemos? | El Huevo | RSE | Mapa de sitio
Contacto: Tel:.4304-6004. Pte. Luis Saez Peña 1646 - Buenos Aires - Argentina
ventas@avicoper.com | info@avicoper.com
Diseño y desarrollo www.5online.com.ar